Printer Friendly Page | Send this Article

Resultado

Dionicius dominó ampliamente a Nuki en Neuquén

👤Prensa Argentina Boxing Promotions 🕔18.February 2018


La campeona mundial supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), la invicta entrerriana Débora “La Gurisa” Dionicius, se impuso sobre la ex retadora mundialista japonesa Terumi Nuki, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por decimoprimera ocasión su corona, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el Gimnasio Municipal Enrique Mosconi, de Cutral Có, Neuquén, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En lo que parecía un peligroso desafío frente a su retadora mandatoria, Dionicius, que fuera monarca sudamericana, hizo valer su mayor experiencia pero sobre todo su línea técnica, velocidad y precisión de sus envíos para resolver el tenaz andar de Nuki, actual Nº 1 del ranking mundial supermosca FIB y retadora obligatoria, monarca OPBF supermosca, ex desafiante mundial gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que poco pudo hacer. Frente a una recia y frontal japonesa que jamás dejó de avanzar, la entrerriana apeló a su constante jab zurdo seguido de punzantes derechas cruzadas al rostro para sacar claras diferencias. Con correctos desplazamientos laterales, la ex representante de la selección argentina eludió los arrestos y contragolpeó con firmeza y justeza a la zona alta. Solo en el quinto capítulo mermó levemente su accionar y de tanto ir, Nuki acertó dos esporádicas derechas arriba, pero sin inquietarla. Tras ello, “La Gurisa” no solo retomó su cómodo control sino que extendió su ventaja merced a su rapidez y precisión de piernas y puños. Con la tozuda nipona avanzando sin encontrarla, la campeona descargaba ráfagas de jabs zurdos y cross diestros a un pómulo inflamado, y añadió ganchos a las costillas, para terminar de cerrar un tan holgado como merecido resultado, y tras la decisión se llevaría la ovación de todo el público que colmó el escenario.

Las tarjetas de los jueces, todos argentinos, expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Ramón Cerdán 99-91, Manuel Véliz 99-91, y Gabriel Tavella 98-92, tods a favor de Dionicius.

Con velocidad, Dionicius filtró su jab zurdo seguido de punzantes cross diestros al mentón. Frente a una retadora frontal, en el segundo la campeona apeló a sus desplazamientos laterales para eludir los envíos, acompañados por su jab zurdo en punta. A pesar de Nuki tomar la iniciativa, “La Gurisa” la esperaba y tras eludir los arrestos contragolpeaba con su jab y cross firmes al rostro. A pesar de que la japonesa en su avance acertó un cross diestro a la mejilla en el cuarto, la entrerriana se prendió en la corta distancia y a sus jabs añadió sus ganchos a las costillas, aunque sin frenarla. En su incesante andar, en el quinto Nuki la encontró con dos derechas cruzadas a la mandíbula, pero la entrerriana respondió con el mismo envío zurdo y diestro al mentón.

Plantadas en la corta distancia en el sexto, la nacida en Villaguay hace 29 años anticipó y combinó varias ráfagas en jab zurdo seguido de cross diestro que inflamaba el pómulo izquierdo de la visitante. Segura en el séptimo, la monarca esperó cada avance rival para encontrar los huecos y recibirla con su jab zurdo o su derecha boleada o cruzada a la mejilla. En el octavo, la nacida en Osaka hace 29 años salió con todo y acertó su cross diestro a la mandíbula, pero utilizando su velocidad y precisión la villaguayense la frenó con su izquierda cruzada a la mejilla y derecha al mentón, por duplicado. En el noveno, el jab zurdo de Dionicius fue una pesadilla para una tozuda japonesa que iba al frente pero siempre encontraba esa mano para recibirla. Siempre con correctos pasos laterales y un jab incesante, en el décimo “La Gurisa” frenó cada avance de Nuki y como si fuera poco en ocasiones añadió su derecha arriba. Si bien no pudo conmoverla, fue más que suficiente para llevarse una holgada decisión y la merecida ovación de todo el público.

De esta forma, Dionicius, que pesó 51,600 kg., que previamente fuera monarca sudamericana, defendió por decimoprimera ocasión el cetro que conquistó el 24 de noviembre de 2012 sobre la neozelandesa Michelle Preston en amplio fallo unánime en Villaguay, y que retuvo de la misma forma sobre la uruguaya Gabriela Bouvier, la rosarina Marisa Portillo, la colombiana Olga Julio, la mexicana Guadalupe Martínez, la colombiana Neisi Torres por nocaut técnico en el cuarto asalto, y tras dominar a la rosarina Alejandra Ríos y las bonaerenses María Rivera y Florencia Canteros, refrendó sobre la italiana Simona Galassi en un llamativo fallo dividido -que debió ser ampliamente unánime- en Manerba sul Garda, Lombardía, Italia, la brasileña Aline Scaranello en decisión unánime, previo a someter en duelos no titulares a la colombiana Luna Torroba y Alejandra Ríos, refrendar el cinto sobre Preston en amplio fallo unánime en la revancha y la imbatida mexicana Diana Fernández, y llegaba del pasado 3 de noviembre retener al destruir a la jujeña Julieta Cardozo por nocaut técnico en el noveno asalto en este mismo escenario.  Así, aumenta su marca a 27 victorias (6 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto Nuki, que registró 51,800 kg., que superara a cada rival solo resignando su invicto a manos de su compatriota y campeona Tamao Ozawa en decisión dividida, y tras ello hilvanó tres éxitos en fila, destacándose el obtenido sobre la tailandesa Buasawan Wisetchat por nocaut técnico en el tercer round para alzarse con el cinto OPBF supermosca, venía del 8 de julio último exigir por diez rounds a la mexicana Mariana Juárez antes de caer en las tarjetas por el título mundial gallo CMB en Zapopán, México, por lo que desmejora a 9 triunfos (6 KOs) y 3 derrotas.

En un equilibrado combate de semifondo, desarrollado en categoría mediano, el ex campeón sudamericano y latino dominicano Henrri “La Esencia” Polanco (71 kg. y 12-3-1, 5 KOs) igualó con el porteño Germán “El Martillo” Peralta (71,500 kg. y 5-2-5), por puntos, en fallo dividido, tras seis asaltos. Las tarjetas de los jueces fueron: Manuel Véliz 59-57 a favor de Polanco, Sergio Ladisla 58½-58 para Peralta, y Ramón Cerdán 57-57.

Con su mayor línea técnica y decisión, Polanco, ex monarca sudamericano y latino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) de los superwelter, salió a impactar sus izquierdas y derechas cruzadas a la mandíbula. A pesar de algunos yerros, y envíos de Peralta, el dominicano hacía uso de su velocidad pero perdía precisión y con poco el porteño lo encontró con un cross diestro al pómulo en el tercero. En el cuarto el nacido en Santo Domingo hace 26 años retomó el control y, más allá de un golpe bajo, con su derecha profunda lo hizo retroceder primero con su cross y luego con su uppercut al mentón. Su irregularidad y merma hicieron que en el quinto “El Martillo” filtrara su izquierda y derecha cruzada a las mejillas. Sobre el final alternaron el dominio con cruzados al rostro hasta que cerrar un parejo enfrentamiento.

En un explosivo y cambiante combate complementario, llevado a cabo en categoría superligero, el bonaerense Brian “Guerrero” Laguna (62,600 kg. y 3-3, 2 KOs) acabó con el entonces invicto noqueador local Damián “Chiva” Rojas (62,300 kg. y 4-1, 4 KOs), por nocaut técnico en el primer round. El neuquino lo envió al suelo, y cuando parecía tenerlo a merced, el bonaerense lo encontró y lo mandó a la lona en dos ocasiones, y ante un nuevo castigo con el local sentido el árbitro Daniel Rodríguez detuvo correctamente las acciones.

Finalmente, en otro resultado de la noche, en división mediano, el estilista pampeano radicado en la ciudad de Buenos Aires, Cristian Zárate (72,500 kg. y 8-1, 1 KO), doblegó al rionegrino Juan “Nocaut” Amaya (70 kg. y 7-8-4, 7 KOs), Nº 10 del ranking argentino supermediano, por puntos, en decisión unánime, tras seis capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Ramón Cerdán 58-56, Aldo Burgard 59-57, y Manuel Véliz 58½-56½.

Comparte este articulo

Write a Comment