Printer Friendly Page | Send this Article

AMMFight

Garbrandt vs. Dillashaw: de la amistad al odio

👤Rodrigo Del Campo, UFC en Español 🕔2.November 2017


Cody Garbrandt está listo para defender el cinturón gallo de UFC, y lo hará ante su más grande enemigo, en el escenario más grande del MMA. UFC 217 promete ser el evento del año. Este sábado 4 de noviembre en el Madison Square Garden tres cinturones mundiales estarán en juego en la cartelera encabezada por Michael Bisping y Georges St-Pierre.

La pelea coestelar, tendrá a la rivalidad más candente de UFC. El campeón gallo de UFC, Cody 'No Love' Garbrandt, enfrentando a su antiguo compañero de equipo y excampeón de la división, TJ Dillashaw.

El reinado de TJ Dillashaw llegó de manera brillante y sorpresiva, y sembró las semillas de la rivalidad ante Garbrandt.

Una lesión de Raphael Assuncao, abrió la puerta a TJ Dillashaw en mayo de 2014, cuando sorprendió al mundo dominando y noqueando a Renan Barao en UFC 173, con un estilo mejorado de la mano del entrenador, y expeleador de UFC, Duane 'Bang' Ludwig.

Cuando Ludwig decidió abandonar su puesto como entrenador de Team Alpha Male, el equipo construido por Urijah Faber en Sacramento y entonces casa de Dillashaw y Garbrandt, Dillashaw decidió seguirlo al estado de Colorado, siendo marcado como un "traidor" por todo el equipo.

Mientras esto sucedía, Garbrandt llegaba como una bomba a UFC. En cinco peleas, cuatro de ellas nocauts en el primer asalto, se ganaba una oportunidad al cinturón gallo ahora posesión de Dominick Cruz, quien destronó en una apretada pelea a Dillashaw.

La sorpresa en UFC 207 el año pasado no fue que Garbrandt triunfara y se coronara, era la manera en la que lo logró.

Conocido como un duro golpeador, gustoso de intercambiar e ir al frente en todo momento, nadie se imaginó que en UFC 207 fuera más elusivo que Dominick Cruz, uno de los más escurridizos en la historia de la promoción.

Ahora, Garbrandt y Dillashaw se enfrentarán en el escenario más grande del deporte de combate, el Madison Square Garden en Manhattan, Nueva York, en la segunda visita del octágono a esta magna sede.

Técnicamente, la contienda será un agasajo y cita obligada para todos los aficionados del MMA.

El estilo de Dillashaw ha avanzado pelea con pelea. En su último combate ante John Lineker las manos abajo escondían un planeado movimiento de hombros que daba paso a volados, cambios de guardia o explosivos derribos de dos piernas.

Cerrando la distancia con un increíble movimiento de pies, buscará quitar poder al campeón.

En la lona Dillashaw ha evolucionado de un luchador con búsqueda de control, a un pasador de guardia activo que busca dos o tres opciones diferentes en cada posición, manteniendo a sus oponentes en duda.

Existe un orden en el caos que crea Cody Garbrandt, y empieza con su caminar en la jaula.

Desplazamientos ordenados leen y anticipan a su oponente, cortando toda salida y marcando el lugar donde se lograrán los intercambios.

Dos armas son clave para el campeón al marcar distancia.

Primero una explosiva reducción de distancia que inicia con un jab, uno o dos pasos al frente y concluye con un volado de derecha. La segunda, el uso de patadas al cortar a su oponente, forzándolo a una posición definida para el ataque.

Estas fueron las bases para crear un caos que desorganizó a Dominick Cruz desde el primer asalto, y que buscará recrear en UFC 217 ante Dillashaw.

Tras incontables sesiones de entrenamiento y sparring compartidas durante los años, y un tremendo rompimiento público, Cody Garbrandt y TJ Dillashaw finalmente están listos para que las palabras terminen y su rivalidad llegue al octágono.

¿Quién se quedará el cetro en UFC 217?

Comparte este articulo

Write a Comment