Printer Friendly Page | Send this Article

Reporte

Grandes batallas del peso Mediano

👤Jesús Cova, Prensa AMB 🕔12.September 2017

Las páginas del boxeo mundial están repletas de un sinnúmero de combates de grata recordación para los aficionados, a lo largo del tiempo. Son batallas que dejaron una huella permanente en la memoria de quienes tuvieron el goce de disfrutarlas y otras, de más reciente data, de tanto en tanto surgen en las tertulias de los cafés y de los bares que suelen frecuentar para conversar acerca de lo que pasó y de lo que sucede hoy en el mundo de fistiana.

Entre aquellos pleitos de ayer y de hoy abundan, como es de suponer, los que tuvieron por protagonistas a renombrados astros de la categoría mediana, la división que nos ocupa ahora con motivo del futuro encuentro entre el kazajo Gennady Golovkin, llamado "Triple G", un invicto en 37 peleas con 33 nocauts propinados, y el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez, perdedor solo por puntos ante Floyd Mayweather en 51 actuaciones, con 49 ganadas, un empate y 34 Kos.

Lo compendioso del espacio de que disponemos nos fuerza a sintetizar, en el propósito de rememorar algunas de esas históricas confrontaciones. De las primeras, viene a la mente, al revisar la historia de la categoría, las que en su momento animaron por los años 1908-1909, Stanley Ketchel y Billy Papke (las más relevantes de la división en los comienzos del siglo pasado), quienes cruzaron guantes en tres ocasiones con balance favorable al primero, triunfador por la vía rápida en 12 y 11 asaltos, respectivamente, y a los puntos la tercera vez.

Ketchel, asesinado cuando contaba 24 años, por un marido celoso, dejó este mundo como campeón de Estados Unidos (los nombramientos de campeones mundiales aun no habían sido oficializados) figura en los anales de la disciplina como uno de los mejores medianos de cualquier época. Al morir mostraba un récord de 52-4-4 con 49 anestesiados, uno de los reveses sufrido frente al del campeón de dos categorías más arriba, Jack Johnson, primer negro monarca pesado de la historia.

El nombre del monumental "Sugar" Ray Robinson no puede faltar en un recuento de esta naturaleza. "Azuquita", cuyo palmarés más sobresaliente se desarrolló en el peso welter, fue también un mediano del primer nivel. En su ejecutoria, de 173-19-6 con108 nocauts y uno solo en contra, se hallan cinco de sus célebres guerras contra Jake LaMotta, de las cuales ganó 4, las tres últimas de ellas en las 160 libras y la final el 14/2/1951, que terminó en el round 13 cuando el réferi detuvo la carnicería ,sin que el "Toro del Bronx" cayera a la lona, lo que igualmente nunca pasó en las cinco luchas con Robinson. LaMotta dijo una vez, a manera de chiste, claro, que era un milagro no haber sufrido de diabetes después de tantas peleas con el "Azúcar".

El argentino Carlos Monzón ocupa un sitial de privilegio en el resumen. Campeón mundial de los medios por casi 7 años, en su hoja figuran las dos peleas titulares contra el italiano Nino Benvenuti el 7-11-70 (cuando ganó el cinturón) y el 8/5/71 resueltas por el suramericano en 12 y 3 tramos, respectivamente. Otras dos grandes refriegas del peso tuvo por héroe a Monzón, que superó en duras decisiones al colombiano Rodrigo Valdez en junio-76 y julio-77 para colgar la trusa y los guantes después de esta actuación.

Marvin Hagler se topó, entre otros, con astros de la talla de Roberto "Mano ´e Piedra" Durán, Thomas Hearns y "Sugar" Ray Leonard. Frente al primero se impuso por clara decisión en octubre del 83, noqueó al segundo en tres episodios en abril del 85 después de un primer round calificado como el más violento de la historia del boxeo y perdió el 16/4/87 con Leonard la faja del CMB que ciñó (también fue campeón AMB y FIB) durante casi 7 años.

El fallo que dio ganador al "Sugar" 118-110, 115-113 y 113-115 creó una polvareda en el Caesars Palace de Las Vegas y en los medios masivos, la mayoría de los cuales sostenía que el "Maravilloso" había hecho suficientes méritos para la victoria.

Después de eso Hagler, en plenitud aun y con solo 33 años, decidió irse definitivamente del trajín en los cuadriláteros. Dejó atrás 62 triunfos, 52 por KO, dos tablas y apenas tres caídas.

Comparte este articulo

Write a Comment