Printer Friendly Page | Send this Article

Resultado

Gvozdyk noqueó en seis a Baker en respaldo de Crawford-Indongo

👤NotiFight 🕔20.August 2017

El Campeón Semipesado de la NABF y NABO, el invicto noqueador ucraniano Oleksandr Gvozdyk, retuvo sus títulos regionales al noquear en el sexto round al estadounidense Craig Baker, en uno de los principales combates de una cartelera que fue organizada, por Top Rank, el sábado por la noche en la Arena Pinnacle Bank de Lincoln, Nebraska, Estados Unidos.

Gvozdyk tuvo un inicio lento, sin mucha acción en los primeros dos rounds, a pesar que se notaba claramente su mayor fortaleza y poder de puños. Las ventajas de Gvozdyk de habilidad, velocidad y potencia eran evidentes desde el principio en contra Baker, pero tardó en carburar.

Desde el tercero, se notó a Gvozdyk tomando la distancia, comenzando a golpear con fortaleza a Baker. Pero la definición llegó hasta en el sexto round, cuando el ucraniano mandó a la lona a Baker con potentes combinaciones a la cabeza que lo pusieron en malas condiciones.

Esas combinaciones hicieron mucho daño a Baker, quien pese a ponerse en pie, estaba en malas condiciones y fue sometido por el ataque de Gvozdyk, obligando la intervención del referee Celestino Ruiz. El final del combate se produjo a los 2:04 minutos de ese sexto round.

Con esta victoria, Gvozdyk defendió sus títulos regionales, mejorando su palmarés a 14-0, con 12 nocauts. Por su parte, Baker vio caer su palmarés a 17-2, con 13 nocauts. Antes de la noche del sábado, Baker no había peleado desde que noqueó al prospecto australiano Steve Lovett, en junio de 2016. Baker, se levantó de una caída en el cuarto round durante ese combate para noquear a Lovett (15-2, 12 KOs, 1 NC) en el octavo asalto.

CRAWFORD PULVERIZÓ EN TRES A INDONGO
En el combate estelar de esta cartelera, el Campeón Mundial Superligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el estadounidense Terence "Bud" Crawford, hizo historia al noquear en el tercer round al ahora exCampeón Superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el namibio Julius Indongo, en un mega combate unificatorio de la división de las 140 libras.

Un potente gancho al hígado, combinado con una derecha al mentón y una izquierda más al estómago, acabaron con las pretensiones de Indongo ante un Crawford que lució espectacular, golpeando certeramente al cuerpo del africano, a quien envió dos veces en la lona, para convertirse apenas en el segundo peleador en la historia del boxeo que ostenta las cuatro coronas más importantes del boxeo, al mismo tiempo.

"Bud" Crawford igualó lo hecho por Bernard Hopkins y Jermain Taylor como los únicos en ganar los cuatro títulos más importantes del pugilismo en una noche. Feliz por ser el nuevo campeón indiscutido en las 140 libras, Crawford aseguró que lo conseguido "es un sueño hecho realidad", además de que cumplió a su hijo la promesa de llevar todos los cinturones a casa.

"Hemos estado practicando en el campamento y todo lo que hicimos fue entrenado para ganar esta pelea", dijo Crawford, al finalizar el duelo. "Quiero agradecer a todos los que vinieron por aquí, para verme ganar. Los cinturones cuentan, es algo grandioso tener los cuatro títulos mundiales a la vez", reiteró.

Luego de un primer round de estudio, en el que se notó la gran estatura de Indongo, Crawford controló la pelea a partir del segundo round, atacando al cuerpo y enviado a la lona al africano por primera vez, con una derecha al estómago.

Al momento de esta primera caída, Crawford actuó con inteligencia, no se desbocó en busca del nocaut, a sabiendas de lo peligroso que podría resultar Indongo.

En el tercero, sin embargo, Crawford siguió con su trabajo al cuerpo y envió nuevamente la lona a Indongo con un gancho que lo envió a la lona, de la que no se pudo levantar en medio del conteo de protección del referee Jack Reiss.

Con esta victoria, Crawford se convierte en el Campeón de las 140 libras en la OMB, CMB, FIB y AMB, mejorando de paso su record a 32-0, con 23 nocauts. Indogo, por su parte, dejó caer su palmarés en 22-1, con 12 nocauts, pero perdió los títulos de la Federación y la Asociación que había ganado en sus últimos dos combates en Rusia y Gales, Reino Unido.

Fue la primera pelea por la unificación de cuatro cinturones desde 2004, cuando Bernard Hopkins derrotó a Óscar de la Hoya para monopolizar los cetros de los medianos. El estadounidense peleó en su estado natal por quinta vez en nueve compromisos.

Comparte este articulo

Write a Comment