Printable Page Enabled: Print | Cancel

Reporte

¿Quién puede hacer a la AIBA grande otra vez?

👤Ludo Saenz L. Luaces, director@notifight.com 🕔13.February 2020


La Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) ha tenido sus altibajos a lo largo de su historia, pero parece que nunca se ha enfrentado a tiempos tan oscuros como hoy en día. Afortunadamente, una nueva ola de liderazgo honesto, profesional y comprometido está llegando a su rescate.

La organización con sede en Lausana, formada en 1920 por representantes de Inglaterra, Francia, Bélgica y los Países Bajos, durante los Juegos Olímpicos de Verano en Amberes, ha gobernado y sancionado el boxeo amateur en todo el mundo, y continuó organizando y gobernando el boxeo en los Juegos Olímpicos por casi un siglo. Sin embargo, AIBA falló el cumplir su agenda principal durante los últimos años.

Fue impactante para la comunidad internacional del boxeo, presenciar un ciclo difícil de eventos para AIBA, ya que esta institución fue llevada a la peor crisis de su historia. Las deudas continuas, las acusaciones de corrupción y el liderazgo desequilibrado, resultaron en la suspensión del reconocimiento de AIBA, como el organismo rector para el deporte del boxeo, por el Comité Olímpico Internacional (COI).

¿Qué significa esto para el futuro de AIBA?

Despojado de cualquier participación en los Juegos Olímpicos, AIBA ahora está perdiendo su reconocimiento en el ámbito internacional, sin mencionar el apoyo financiero del COI y la participación en Tokio 2020.

Para la mayoría de los observadores externos, las administraciones de dos presidentes recientes de AIBA, Ching-Kuo Wu, de Taiwán y Gafur Rakhimov, de Uzbekistán, fueron los principales responsables de lo ocurrido hasta el momento, que propulso la suspensión del COI.

AIBA emitió una prohibición de por vida a Wu, por mala gestión financiera e irregularidades contables. La administración Wu llevó a AIBA a una enorme deuda, supuestamente de casi 16 millones de dólares. El deficiente manejo de Wu en evaluar y corregir los escándalos surgidos por las malas decisiones de jueces, durante los últimos Juegos Olímpicos, tuvo un impacto perjudicial adicional en la credibilidad de esta organización. Wu renunció como presidente de AIBA, en noviembre de 2017.

Curiosamente, en mayo de 2019, en su informe a la Junta Ejecutiva del COI, el Comité de Investigación del COI sobre AIBA, presidido por el miembro ejecutivo del COI, Nenad Lalovic, señaló que su "mandato no era analizar la situación de las personas, sino evaluar la gobernanze del AIBA" y no encontraron "ninguna indicación de la participación" de Wu o "ninguna evidencia de comportamiento ilegal" cometida por Wu, quien aún no tiene acusaciones formales o sanciones por parte del COI.

En esta historia con el informe, no todo es tan claro como parece a primera vista. Wu sigue siendo miembro del COI.

Después de la renuncia de Wu, el taiwanés fue reemplazado temporalmente por Franco Falcinelli, de Italia, hasta que la sorpresiva renuncia de Falcinelli despejó el camino para Rakhimov.

En ese momento, Rakhimov tenía la tarea de limpiar la corrupción dentro de AIBA y evitar que el deporte del boxeo fuera prohibido en los próximos Juegos Olímpicos. La administración de Rakhimov fracasó y su corta Presidencia resultó ser otro error fatal para AIBA.

En 2012, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó en la lista negra a Rakhimov y ordenó sanciones financieras contra él y otras personas acusadas de ser parte de "actividades criminales" en Asia Central. Rakhimov nunca ha sido procesado y afirmó que estas acusaciones estaban "motivadas políticamente". Pero, en ese momento, muchos afirmaron que ponerlo a cargo de las finanzas y las reformas anticorrupción de AIBA fue otro desliz.

Para junio de 2019, el COI votó suspender su reconocimiento de AIBA como el organismo rector para el deporte del boxeo, despojando a AIBA de cualquier participación en los Juegos Olímpicos. Ahora mismo, con la creación de un "Task Force", el COI supervisa los eventos de calificación para el boxeo, hacia Tokio 2020.

Desafortunadamente, cuando Rakhimov se hizo a un lado, ya era demasiado tarde para que AIBA reavivara su relación con el COI.

Ahora, AIBA, bajo un nuevo liderazgo, se reagrupó y está trabajando diligentemente para reconstruir su reputación en todo el mundo, levantar la suspensión del COI y devolver su carácter institucional a su antigua gloria. Para alcanzar estos objetivos urgentes, el presidente interino de la AIBA, Dr. Mohamed Moustahsane, de Marruecos, junto con los miembros del Comité Ejecutivo (CE) de AIBA, estableció dos comisiones vitales, de Reforma y Mercadeo.

Ambas Comisiones, de Reforma, dirigida por el propio Moustahsane, y la de Mercadeo, dirigida por el miembro de la CE, Umar Kremlev, quien también dirige la Federación Rusa de Boxeo (FRB), han estado trabajando muy duro para satisfacer los principios del COI y establecer un plan para eventualmente logre que AIBA vuelva a ser bendecida por el COI y quede sin deudas.

Sin duda, otro asunto clave hacia el logro exitoso de estos objetivos apremiantes, deben ser las próximas elecciones presidenciales de la AIBA, que se celebrarán este año, después de Tokio 2020.

Al mirar de cerca a los posibles candidatos presidenciales, especialmente los cuatro vicepresidentes, Osvaldo Bisbal (Argentina), Anas Al Otaiba (Emiratos Árabes Unidos), Franco Falcinelli y Edgar Tanner (Australia), todos pintan una imagen oscura para convertirse en Presidente de la AIBA, debido a la percepción general, ya sea justificada o no, de sus participaciones activas en el pasado, con las administraciones de Wu y de Rakhimov.

Si bien, algunos miembros de AIBA EC, en papel, parecen aptos para el papel presidencial, muchos de ellos no tienen un liderazgo real en sus regiones continentales, carecen de recursos y algunos están limitados por serias dificultades financieras y administrativas en sus propias asociaciones nacionales y federaciones.

Sin duda, la figura emergente como un candidato viable y fuerte para convertirse en el próximo presidente de la AIBA es el ruso Kremlev.

Umar Kremlev, el secretario general, de 37 años de edad, de la FRB, ha mostrado un gran interés por salvar a la AIBA, realizando una campaña activa a favor de la AIBA a nivel internacional y ha sugerido formas de mejorar las finanzas de la AIBA.

Además, el líder ruso ha llamado la atención sobre el boxeo amateur, como un gran deporte para la juventud, gestionando dos increíbles Campeonatos del Mundo de la AIBA y fortaleciendo la marca AIBA, a través de sus esfuerzos de promoción, como presidente de la Comisión de Mercadeo.

Además, Kremlev se ha decidido a unificar y mejorar la comunicación entre los líderes mundiales de boxeo profesional y aficionado, fundando la iniciativa Global Boxing Forum.

Con la organización de Kremlev, se lograron Foros de Boxeo Globales muy exitosos, con la participación de los cuatro organismos sancionadores de boxeo profesionales más prestigiosos del mundo, la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en conjunto con la AIBA.

Por último, en su papel de liderazgo en la FRB, Kremlev creó y organizó el "Día Internacional del Boxeo", que se celebra todos los años en Rusia, generalmente a fines de julio. Este exitoso festival internacional atrae a personas de todo el mundo, reforzando la cultura del boxeo a nivel mundial.

En estos tiempos difíciles, de agitación y cambios, AIBA necesita un líder fuerte, de acción real, con un historial probado, que tenga los recursos adecuados, y este joven líder ruso, Umar Kremlev, parece tenerlo todo.

Una administración Kremlev podría sacar a AIBA de su crisis administrativa y financiera, restablecer su vínculo con el COI y ayudar a que la AIBA vuelva a ser grande otra vez.