Printer Friendly Page | Send this Article

AMMFight

Peleadores dan el toque final antes de UFC 217 entre tensión física y verbal

👤Christian Tetzpa, Prensa UFC 🕔2.November 2017


Las últimas palabras antes de subir al octágono de UFC 217 fueron intensas. El ánimo de los protagonistas está a tope y las rivalidades no han descansado ni un solo momento. Michael Bisping luce confiado y no teme del dominio de Georges St-Pierre. El campeón de las 185 libras ha estudiado al canadiense y asegura que no habrá sorpresa alguna en su estilo.

"Es uno de los grandes y un gran luchador, pero hasta ahí. Me sé todos sus movimientos porque es muy predecible. No iremos ni al piso ni a la decisión, lo voy a destruir", comentó.

Por su parte, GSP se mostró relajado y, siempre de pocas palabras, se limitó a señalar que se siente emocionado y contento de volver al octágono:

"No deseo estar en otro lugar más que aquí. No puedo esperar a que llegue el sábado. Estoy muy calmado, su naturaleza es hablar y está bien. Se acerca una gran batalla".

Después de que Bisping dijo que retiraría a GSP, el canadiense río y respondió que sería al revés, pues no tiene idea de lo que le espera. El inglés no tardó en responder:

"Le quiero desear buena suerte. Soy fuerte y tengo gran mente y corazón, todo lo que se necesita para ser campeón".

Cody Garbrandt y TJ Dillashaw siguen enfrascados en un juego de palabras y, mientras el campeón ya piensa en enfrentar a Demetrious Johnson en las 125 libras, el retador solo piensa en recuperar el título.

"Es ridículo cómo habla. Ese cinturón es mío. Además, de mi parte nunca ha habido un drama y él y su equipo son los que no hacen otra cosa mas que hablar. Para él esto es solo una guerra mental".

Cody atacó a su rival diciéndole "rey de los tramposos y mentirosos" y amenazó: "El sábado sabrá lo que es ser noqueado de la peor manera".

Joanna Jedrzejczyk también luce emocionada por el duelo y entusiasmada por la posibilidad de empatar el récord de defensas femeninas que ostenta Ronda Rousey; sin embargo, en su cabeza solo está una idea: "Quiero retirarme invicta".

La polaca mostró respeto hacia Rose Namajunas, pero no la considera una amenaza para su reinado: "¡Solo hay una reina en las 115 libras! Siempre tomo en serio a mis oponentes y les muestro respeto al entrenar lo mejor que puedo".

Por su parte, Namajunas se limitó a decir que sus ojos solo están puestos en UFC 217 y que las palabras no sirven para nada: "No quiero hablar mal de nadie. Ella piensa que es perfecta, pero nadie lo es".

"Esto es lo que quiero en mi vida, la quiero vencer y voy por ese cinturón", finalizó.

Comparte este articulo

Write a Comment