Printable Page Enabled: Print | Cancel

Resultado

Sebastián Fundora derotó por puntos a Zepeda en Iowa

👤Colin Bradley / Fotos: Dave Mandel/SHOWTIME 🕔22.June 2019


SLOAN, Iowa.- El invicto prospecto Sebastian Fundora usó su ventaja de cinco pulgadas y media para alcanzar la victoria, este viernes por la noche en su primera aparición en ShoBox: The New Generation, lo que forzó la detención de TKO de Manuel Zepeda después de cuatro rounds de WinnaVegas Casino en Sloan, Iowa.

El zurdo Fundora (13-0, 9 nocauts), apodado "la Torre del Infierno", comenzó con el pie delantero y continuamente respaldó a Zepeda (17-1, 4 KOs) con su actividad, fuerte golpe y excelente golpeo corporal. Fundora promedió 84 golpes por asalto a los 54 de Zepeda y conectó 26 golpes a solo cuatro para Zepeda. A pesar de ser el peleador más alto en la historia de la división de las 154 libras, Fundora fue eficaz y persistente en su ataque al cuerpo, conectándose con 35 golpes al cuerpo.

"Estoy muy contento con mi desempeño", dijo la Fundora de 6.5 pies de estatura. "Tengo que hacer lo que quería, que fue mostrar un poco más de mis habilidades de boxeo".

Entre rounds, el entrenador de Zepeda, Rómulo Quirarte, advirtió continuamente a su luchador que detendría la pelea a menos que Zepeda mostrara más agresión. Después de un cuarta round sin brillo, Quirarte frustrado mantuvo su palabra e informó al árbitro Mark Nelson que su peleador ya no continuaría.

"Honestamente, Zepeda era un tipo bastante duro, así que no pensé que iban a detenerlo", dijo Fundora, que ahora ha registrado cinco nocauts consecutivos. "Pensé que habría necesitado que el árbitro lo detuviera, pero de cualquier manera todavía conseguimos el paro y el resultado que estábamos buscando".

Zepeda, el peleador número 188 que perdió su récord impecable en la serie orientada a prospectos, supo que estaba en problemas desde el comienzo de la pelea, "Me atrapó con un buen golpe en el primer round y eso me afectó", dijo un decepcionado Zepeda. "Afectó mi rendimiento".

"Mi entrenador Rómulo Quirarte ha estado cerca y él lo sabe mejor. Detener la pelea era lo que había que hacer. No estaba funcionando bien. Vamos a seguir trabajando duro y seguir adelante. No voy a renunciar a mi sueño. Un día seré un campeón del mundo".

En el combate semi estelar, el dominicano Michel Rivera (16-0, 10 nocauts) hizo su debut en el estilo de los Estados Unidos, anotando una decisión unánime casi cerrada sobre el invicto René Tellez Giron (13-1, 7 nocauts). Los jueces anotaron la pelea 78-73, 78-73 y 79-72.

En un choque de jóvenes prospectos invictos de peso ligero, fue Rivera, de 21 años, quien demostró que es uno de los que hay que vigilar, dominando al superado pero jugado Tellez Giron durante las ocho rondas. Rivera culminó una actuación especial con una caída al final de la ronda final, terminando una combinación muy rápida con un gancho de derecha que envió a Tellez Giron al lienzo por primera vez en su carrera.

Los puñetazos de poder de Rivera aterrizaron a una tasa de 57 por ciento, mientras que Téllez Girón se limitó a 23 por ciento de precisión de potencia. En total, Rivera lideró 205-101 en golpes globales conectados y 158-86 en golpes de potencia aterrizados.

A pesar de la impresionante actuación de Rivera, el nativo de Santo Domingo siente que tiene más que dar.

"Soy mi crítico más duro y aunque gané esta noche, no estoy contento con el rendimiento", dijo. "Esperaba mostrar mis habilidades y no creo que lo haya hecho. Viste la mitad de lo que puedo hacer en el ring. Puedo hacerlo mucho mejor".

"Ha habido campeones del mundo de la República Dominicana, pero ninguno de ellos ha tenido reinados largos. Quiero ser el primer campeón de larga duración en mi país, y para llegar tengo que trabajar duro".

Téllez Giron, quien se convirtió en el peleador número 187 en perder su récord invicto en ShoBox, no estuvo de acuerdo con las tarjetas de los jueces.

"Sentí que la pelea estaba más cerca de lo que los jueces la vieron", dijo. "Podría haber sido un empate. Rivera me sorprendió y es por eso que bajé.

"Hoy no perdimos, esta fue una experiencia de aprendizaje. Tienes que conocer el sabor de la derrota para apreciar una victoria ".

En la pelea inaugural de la triple cabeza, el prospecto invicto Yeis Solano (15-0, 10 KOs) mantuvo su récord intacto en un asunto de acción y castigó a Elías Araujo (19-2, 7 KOs). Solano ganó por decisión dividida en una batalla de Colombia contra Argentina, donde se lanzaron un total de 1,470 golpes. Los jueces anotaron la pelea 76-75, 78-73 y 74-77.

Solano, de Montería, Colombia, obtuvo la decisión dividida debido a sus golpes más agudos y una caída clave en los últimos segundos de un frenético cuarto round. Solano, de 26 años de edad, se tambaleó ante su oponente en tres ocasiones y, a pesar de los mejores esfuerzos de Araujo para sobrevivir a la ronda, finalmente cayó por segunda vez en su carrera cuando un gancho de derecha lo envió de cara a las cuerdas.

"Estoy de acuerdo con la decisión de los jueces, gané la pelea", dijo Solano. "No fue fácil, pero siento que gané. Le hice daño en el cuarto".