Printable Page Enabled: Print | Cancel

AMMFight

¡Kenny Florian, Listo para el asalto seis!

👤UFC 🕔5.April 2007


La lucha de cinco asaltos por la competencia. Para los luchadores de artes marciales mixtas, es un rito, una afirmación de que perteneces realmente a este inclemente juego. Y  si sobrevives a los 25 minutos, ya sea que ganes o pierdas, sin duda, sufrirás un cambio. Algunos, como el actual campeón de peso ligero del UFC, Sean Sherk, vuelven a agruparse y a concentrarse, y regresan más fuerte, como él lo hizo después de su derrota por decisión en el combate de cinco asaltos ante Matt Hughes por el título de peso welter en 2003.

Otros no pueden recuperarse de una guerra de cinco asaltos y encuentran su carrera alterada para siempre. Un claro ejemplo es el ex contrincante de peso pesado del UFC  Pedro Rizzo que dio todo de sí en el Octágono en su desafío por el título de peso pesado ante Randy Couture en 2001, con quien sólo perdió por decisión compartida por muy poco margen. Hubo una revancha seis meses después, pero Rizzo no era el mismo luchador cuando Couture le ganó en tres asaltos. Desde entonces, Rizzo impuso un vulgar récord de 4-4 –luego de ganar 11 de sus primeros 12 combates de artes marciales mixtas que lo llevaron a su primera oportunidad de pelear por el título.

Cuando Kenny Florian entre en el Octágono este jueves para luchar su primer combate desde que tuvo una penosa pérdida por decisión, tras cinco asaltos ante Sherk cuando se disputaban la corona vacante de peso ligero, muchos se preguntarán qué rumbo tomará la carrera del oriundo de Nueva Inglaterra. Florian dice que no hay de qué preocuparse, él espera desempeñarse mejor que nunca.

“Estuve en una guerra anteriormente con Drew Fickett –fueron tres asaltos seguidos, pero luchar cinco asaltos es algo completamente diferente, en especial si es por  el cinturón y con toda la presión presente”, admite Florian. “Pero ahora creo que estoy más motivado. Las situaciones como ésas te consolidan o te quiebran, y a mí me consolidó. No creí que fuera posible, pero estoy mucho más hambriento, me hizo luchar mejor y ha cambiado radicalmente la manera en que entreno y en que abordo ahora el juego. Así que estoy agradecido por esa lucha”.

Y, a pesar de que la calificación puede haber reflejado una victoria casi abrumadora para Sherk, la lucha misma fue competitiva en su totalidad, y parece que Florian estuvo a un descanso o dos de cobrar ímpetu y cambiar las cosas. Y, de muchas maneras, Florian –que libró una larga batalla para obtener el reconocimiento de los simpatizantes que lo han rechazado por ser parte del elenco de la primera temporada de “The Ultimate Fighter” –parece haber cosechado más respeto en la derrota que en sus tres victorias previas en el UFC.

“Sherk es muy respetado y sumamente apreciado, y creo que mucha gente me subestimó en esa lucha y pensó que él me pasaría por encima”, dijo Florian. “Así que creo que me gané un poco de respeto allí. Luchar a cinco asaltos con cualquiera hace que te ganes respeto”.

Sin embargo, a pesar de los positivos obtenidos en su primer combate por el título, Florian no se siente satisfecho ni está feliz con lo que sucedió esa noche de octubre en Las Vegas.  El muchacho de 30 años, oriundo de Massachussets, vino al Mandalay Bay Events Center para ganar y lo iba a demostrar, como lo hizo con su inolvidable entrada, vestido con un uniforme de guerrero samurai mientras retumbaba la clásica melodía de Ennio Morricone “The Ecstasy of Gold” de The Good, The Bad and The Ugly por los altoparlantes del recinto.

“Cuando surges como luchador, ves a los luchadores y sus salidas, y ya nadie hace más grandes salidas”, dijo Florian de una de sus clásicas salidas del UFC.  “No salen disfrazados y yo me imaginé a mí mismo saliendo con un disfraz de samurai.  No sé por qué. Cada vez que tenga la posibilidad de hacer una gran entrada como ésa, saldré disfrazado de un guerrero diferente, devolveré algo y lo relacionaré con los viejos guerreros  y con cómo luchaban las batallas”.

Por supuesto, mucho de esto se perdió con los simpatizantes más jóvenes que nunca han oído hablar de The Good, The Bad and The Ugly, y mucho menos, de Ennio Morricone.

“Eran sólo dos hombres que se enfrentaban para ver quién desenfundaba más rápido”, dijo Florian del clásico de Clint Eastwood. “Me gustan los viejos Spaghetti Westerns, soy gran simpatizante de Clint Eastwood y me encanta esa película. Es una canción emotiva y asocié al guerrero de la nueva era con el pistolero y el viejo guerrero del pasado, el samurai”.

El profundo respeto de Florian por el aspecto guerrero de este deporte es una de las razones por las que es imposible no respetar a él y lo que intenta hacer en el deporte. Sin embargo, no alcanza con sólo intentarlo, como él bien sabe. Debes actuar en la noche de lucha, por supuesto, pero también debes vivir tu vida como atleta profesional, otra lección que rescató del combate frente a Sherk.

“Aprendí que debo cuidar mi cuerpo, debo estar tan saludable como pueda y que el entrenamiento no comienza un mes antes de la lucha”, dijo. “Debes edificar una base de fortaleza y eso es algo que nunca hice. Nunca levanté pesas y, de hablar con médicos y terapeutas físicos, tuve un problema en la espalda que me ha estado asediando en todas las luchas desde antes de la pelea contra Stout. Lo he estado evitando, pero ahora entrenaré todo el año, edificaré una base de fortaleza, pasaré por una fase explosiva de entrenamiento y luego me dedicaré al entrenamiento final, que es el difícil acondicionamiento físico. Yo hacía sólo acondicionamiento físico y mi cuerpo nunca estaba preparado para ese tipo de ejercicio riguroso. Mi cuerpo no funcionaba, se me lastimaba la espalda y revelaba mucha debilidad. Esto ha llevado mi juego a un nivel totalmente nuevo”.

También le permitió mantener una agenda agitada de presentaciones personales en representación del UFC sin tener que preocuparse por la pérdida de prácticas. De hecho, él cree que su nuevo régimen de entrenamiento hace la vida de gira un poco más fácil.

“Como comencé el trabajo duro hace algunos meses, me siento cómodo viajando”, dijo.  “Sé que estoy en buen estado. Si fuera el Kenny Florian del pasado, no haría esto y estaría nervioso, pero ahora tengo confianza de que puedo hacer las presentaciones y aun así volver a mi rutina de entrenamiento. Y ahora tengo la disciplina para hacer lo que necesito cuando estoy de viaje”.

El próximo paso consiste en ponerlo todo en práctica el jueves (por Spike TV, a las 8pm ET / PT) contra el destacado japonés Dokonjonosuke Mishima en una lucha que podría perfilarse como una de los mejores de la tarjeta del UFC Fight Night, pero una que quizá, lamentablemente, no reciba mucha atención tras la derrota de Mishima en el primer asalto ante Joe Stevenson el año pasado.

“Es un poco frustrante porque la gente no se da cuenta de lo bueno que es Mishima”, dijo  Florian del residente de Osaka, que se ha enfrentado a semejantes como Takanori Gomi, Yves Edwards, Marcus Aurelio y Din Thomas. “Este sujeto es una superestrella en Japón, no puede ser más fuerte, le ha ganado a algunos nombres de gran reconocimiento en el juego y tiene una gran experiencia. Si lo venzo, ganaré mucho en lo personal, pero en cuanto a ganar el respeto de los simpatizantes, la gente dirá: “Kenny debía ganarle a él, ¿quién es Mishima?”. Pero en mi corazón sé que será una lucha difícil. Deberás matar a cualquier luchador japonés que sea experimentado si quieres derrotarlo. Deberé ganarle por knock out o dejarlo inconsciente –ésa es la única manera de que puedo vencerlo”.

A pesar de cómo se perciba la victoria, ganar pondría a Florian nuevamente en el camino vencedor y en la dirección correcta hacia la oportunidad a otro título. Él sabe que no será un viaje de regreso fácil hacia el reino de cinco asaltos, pero desea dedicarle tiempo y hacer lo que debe para llegar allí.

“Estoy contento de luchar contra el que yo necesite –en tres, cinco o una lucha, lo que sea necesario para llegar”, dijo. “Tres luchas me pondrán nuevamente en carrera para ese título, pero creo que hay muchos pesos ligeros por delante y creo que el UFC quiere ver surgir a otros pesos ligeros. Me alegra adquirir más experiencia y tener más luchas difíciles, pero estaré listo cada vez que me llame el UFC y quiera que lo vuelva a hacer. Quiero demostrarles que merezco el título; no quiero que haya dudas de si debería participar de una lucha por el título o no”.

Sin embargo, debe de ser difícil esperar, en especial cuando ya le has tomado el gusto a ese nivel, y sabes que puedes estar allí y ser competitivo con lo mejor de la división. Pero, en todo caso, Kenny Florian tomará su experiencia en lucha por el título y la usará para impulsarse hacia una altura mucho mayor. Cinco asaltos difíciles no lo quebraron, sólo lo fortalecieron.

“Creo que las guerras como ésa vencen a ciertas personas y los hacen sentir que es su última oportunidad”, dijo Florian. “Sé que ésa no fue mi última oportunidad; tengo el presentimiento de que volveré a ver a Sherk o volveré a ver el título. No te das cuenta de cuánto quieres el título hasta que estás allí y se te escapa de las manos. Nada evitará que yo regrese. En todo caso, me ha motivado mucho más”.