• Login

Cecilia Braekhus continuará su carrera en las 154 libras

image
NotiFight / Foto: Matchroom Boxing / 22.September 2022

La ex campeona mundial indiscutible del boxeo femenino, “La Primera Dama” Cecilia Braekhus, va a la caza del título en la división superwelter.

“Estoy muy emocionado de competir en las 154 libras y quiero pelear contra todos los campeones del mundo”, dijo Braekhus, (36-2, 9 KO’s). “Luché durante trece años como peso welter con gran éxito y ahora estoy buscando las peleas más grandes en 154”, dijo Braekhus, luego de una sesión de entrenamiento bajo la atenta mirada de Johnathon Banks.

“Mirando a los mejores boxeadores en 154, me gustaría enfrentarme a los campeones del mundo; Hannah Rankin, Natasha Jonas o Marie-Eve Dicaire, no hay tiempo que perder y felizmente pelearía contra ellas en cualquier lugar que deseen”.

Otros nombres importantes que han expresado durante mucho tiempo su interés en enfrentarse a Braekhus incluyen a la superestrella de MMA Cris Cyborg, la ex campeona mundial Christina Hammer, la actual campeona mundial Hanna Gabriels y la principal contendiente Maricela Cornejo.

Desde su última pelea en marzo de 2021, Braekhus ha usado su tiempo sabiamente.

“El parón me ha dado la oportunidad de reiniciar mi carrera y concentrarme realmente en mi objetivo de convertirme en campeón mundial en 154 y hacia otro estado indiscutible. Estoy muy contenta de ver todo el trabajo que yo y otros invertimos en el boxeo femenino y ver crecer el deporte para tantas niñas”, declaró Braekhus, quien trabajó incansablemente durante más de siete años para levantar la prohibición del boxeo profesional en su Noruega natal.

Una vez que se levantó la prohibición en Noruega, Braekhus defendió su estatus indiscutible cuatro veces (2016-2017) en su país natal, y cada evento atrajo multitudes de más de 10,000 fanáticos y obtuvo calificaciones de transmisión récord.

Braekhus realmente rompió el techo de cristal del boxeo femenino en 2017, peleando en la primera pelea de mujeres transmitida por HBO desde Los Ángeles, CA. Su victoria sobre la retadora mejor calificada Kali Reis fue vista en los Estados Unidos por 904.000 espectadores.