Figueroa sobre victoria ante Magsayo: Pensé que era una pelea cerrada

OFFIGHT 07 de marzo de 2023 Julianis Caldera

El ex campeón mundial Brandon “The Heartbreaker” Figueroa derrotó por amplia decisión unánime al filipino Mark “Magnifico” Magsayo, para conquistar el título vacante de peso pluma interino avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en lo que fue el combate estelar de una cartelera que se llevó a cabo el pasado sábado, en la Arena Toyota de Ontario, California.


 Mark Magsayo y sus manejadores no son los únicos que la pelea fue mucho más reñida de lo que calificaron los tres jueces. Recordando que los jueces Gary Ritter (117-109), Fernando Villarreal (117-109) y Zachary Young (118-108), marcaron nueve asaltos para Figueroa.


“Honestamente, pensé que era una pelea bastante cerrada. Pero sé con certeza, ya sabes, las deducciones de puntos y yo simplemente abrumándolo casi la mayor parte de la pelea pagaron grandes dividendos para ganar la pelea”, sostuvo.


Figueroa, siempre agresivo, superó un comienzo un poco lento para vencer al también ex campeón de peso pluma del CMB, Magsayo, quien a medida que avanzaba la pelea mostraba cansancio y fue penalizado en dos ocasiones por aguantar en las rondas ocho y once. Sin embargo Figueroa reconoció que Magsayo estuvo por encima de sus rivales anteriores.


“Tenía un poco más de pop”, dijo Figueroa. Se movió bastante bien al principio de la pelea. Sabes, mi equipo y yo sabíamos que en las primeras rondas él saldría fuerte, rápido, afilado, trataría de atraparme con golpes importantes. Y solo tenía que ser paciente. Solo tenía que boxearlo un poco, mantener mi distancia, tocar el cuerpo. Y una vez que vi que lo dañé en el cuerpo, me metí por dentro y lo trabajé”, expresó Figueroa.


Sin embargo, Magsayo mostró su desacuerdo por la amplia ventaja por las que Figueroa ganó en las tarjetas de puntuación, y las deducciones de dos puntos del árbitro Thomas Taylor quien le quitó un punto a Magsayo en los asaltos octavo y undécimo por sujetar y golpear a su oponente.


“Empecé a boxearlo desde el primer asalto y comencé a ver que realmente no me estaba dando acción. Y una vez que estaba hurgando en su cuerpo, vi que, ya sabes, tan pronto como llegué adentro, se estaba desmoronando muy rápido, lo que significa que tenía miedo de pelear conmigo por dentro. Eso me permitió, ya sabes, ejercer más presión y vi que le faltaban muchos tiros. Me estaba atrapando con las pequeñas ráfagas. Y, ya sabes, lo dejé. Dejé que se agotara un poco, lo hice fallar y solo estaba esperando que se agotara un poco más, y simplemente lo enfrenté”, resaltó Figueroa.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter y recibe periódicamente periodismo legitimo del Boxeo y MMA en tu email

TELEVISION